7 híper beneficios de tomar un vaso de agua caliente cada mañana

Un vaso de agua caliente. Cuando los años comienzan a notarse en nuestro sistema o cuando alguna molestia como una molesta panza comienza a agobiarnos o ambas situaciones, empezamos a buscar alternativas de que es lo que nos puede ayudar, ya sea buscando ayuda profesional o simplemente recurriendo a las noticias que hoy nos ofrecen las redes, las web… es decir desde internet.

Pues aquí te dejamos este posteo que tiene que ver con lo más natural de la vida, el agua. Disfruta de los 7 híper beneficios que puede significar un vaso de agua caliente cada mañana.

1. Previene el envejecimiento prematuro

un vaso de agua caliente

Nadie quiere que a la edad de 30 o 35 años se comience a notar los primeros rastros de los años trascurridos en la vida.
Esto sucede por acumulación de toxinas en el organismo, haciendo que el envejecimiento prematuro sea más rápido una realidad no deseada en nuestra figura.

Un vaso de agua caliente cada mañana ayuda a limpiar las toxinas del cuerpo, además ayuda a reparar las células de la piel que pueden conducir a un aumento de la elasticidad de la piel.

2. Alivia el dolor menstrual

un vaso de agua caliente

Un vaso de agua caliente cada mañana ayuda a aliviar los dolores de los calambres menstruales en las mujeres.
 El agua caliente relaja los músculos del estómago ayudando a aliviar ese dolor que muchas veces se torna insoportable.

Consumir un vaso de agua caliente también es beneficioso para todo tipo de calambres ya que mejora la circulación capilar y ayuda a relajar los músculos del cuerpo. Recomendable totalmente para un futbolista que quiera evitar calambres en el campo de juego por ejemplo.

3. Ayuda a perder peso

un vaso de agua caliente

Si estás buscando bajar unos kilos, un vaso de agua caliente cada mañana ayuda muchísimo.
El agua caliente aumenta la temperatura corporal que a su vez aumenta la tasa metabólica, lo que brinda al cuerpo una mayor capacidad metabólica para quemar más calorías durante el día.

Si agregas limón a un vaso de agua caliente, ayudarás a tu cuerpo a romper el tejido adiposo o la grasa corporal, la misma fórmula también controla el antojo de consumir alimentos ya que el limón contiene fibra de pectina. A su vez la pectina es una sustancia que mantiene el organismo saludable ya que aporta una gran cantidad de fibra. La pectina absorbe los azúcares y sirve de tratamiento para problemas intestinales, tales como la diarrea o el estreñimiento.

4. Mejora la digestión

un vaso de agua caliente

Un vaso de agua caliente cada mañana, estimulará el sistema digestivo, ayudará de una mejor manera al cuerpo a digerir los alimentos. Debes saber que hacer lo contrario, es decir consumir agua fría después de consumir alimentos, como el almuerzo por ejemplo ya que al agua fría solidifica los aceites y grasas en los alimentos consumidos, generando depósitos de grasas haciendo que la digestión sea más difícil, pero la solución es reemplazar el agua fría por el agua caliente.

5. Mejora la circulación sanguínea

un vaso de agua caliente

Los depósitos acumulados en el sistema nervioso y depósitos grasos en el cuerpo se eliminan cuando se consume agua caliente. Este proceso ayuda a eliminar las toxinas que están en todo el cuerpo, que a su vez ayuda a la circulación sanguínea.

6. Ayuda al estreñimiento

un vaso de agua caliente

El estreñimiento es la dificultad para evacuar las heces, puede ser por una baja frecuencia de deposición (voy poco al baño) o por un esfuerzo para defecar, es un problema estomacal común que se produce cuando uno tiene poco o ningún movimiento intestinal, a menudo se produce cuando hay falta de agua en el cuerpo.

Consumir agua caliente cada mañana antes de algún alimento, ayudará a las evacuaciones intestinales reduciendo así los efectos del estreñimiento.   

7. Chau insomnio

un vaso de agua caliente

Cuando se toma agua caliente durante las comidas, especialmente en la cenas y antes de irse a la cama, ayudará al cuerpo a relajarse y calmar los nervios, a su vez esto ayuda a la inducción del sueño y a contrarrestar los antojos de media noche, trayendo una sensación de rejuvenecimiento en la mañana. 

Conclusión. Con todo lo expuesto, espero que comiences a consumir agua caliente, especialmente cada mañana y después de cada almuerzo, sobre todo si ese almuerzo contiene muchas grasas, como el caso de un asado. Pues si llega a ser un hábito en tu vida, será tu cuerpo que el que agradezca por tantos beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *